Gramaticalidad y corrección



Gramaticalidad y corrección

La corrección es un concepto sociolingüístico relacionado con la normativa establecida para una lengua.

La corrección se define en función de normas externas elaboradas por una institución.

La gramaticalidad es una noción abstracta relacionada con la definición del concepto de gramática en el marco de una determinada teoría lingüística.

La gramaticalidad se determina en función de la competencia lingüística del hablante, descrita por la gramática (generativa) de la lengua.

up arrow

La corrección y la normativa

Un enunciado es correcto si se adecúa a la normativa de la lengua.

La normativa

La normativa de una lengua puede concebirse como un conjunto de prescripciones sobre el uso correcto de la lengua elaboradas por una institución competente en este ámbito.

La normativa puede reflejarse en una ortografía, en un diccionario y en una gramática oficiales avalados por las instituciones responsables de la normativa o en un conjunto de textos establecidos por la tradición.

RAE RAE, Real Academia Española (1714)
Real Academia Española. (2014). Diccionario de la lengua española (23.a ed.). Madrid: Espasa. Consultado en http://dle.rae.es

Real Academia Española - Asociación de Academias de la Lengua Española. (2011). Nueva gramática de la lengua española. Madrid: Espasa Calpe. Consultado en http://www.rae.es/recursos/gramatica/nueva-gramatica

Real Academia Española - Asociación de Academias de la Lengua Española. (2010). Ortografía de la lengua española. Madrid: Espasa Libros. Consultado en http://www.rae.es/recursos/ortografia/ortografia-2010

Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana. Consultado en http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd

Fundéu BBVA, Fundación del Español Urgente. (s.d.). Madrid: Fundación del Español Urgente. Consultado en http://www.fundeu.es
IEC IEC, Institut d’Estudis Catalans (1907)
Institut d’Estudis Catalans. (2007). DIEC2. Diccionari de la llengua catalana. Segona edició. Barcelona: Institut d’Estudis Catalans. Consultado en http://dlc.iec.cat

Institut d’Estudis Catalans (2016). Gram├ática de la llengua catalana. Barcelona: Institut d’Estudis Catalans.

Institut d’Estudis Catalans. (2009). Proposta per a un estàndard oral de la llengua catalana I. Fonètica (3a edició revisada). Barcelona: Institut d’Estudis Catalans. (Obra original publicada en 1990) Consultado en http://publicacions.iec.cat/repository/pdf/00000062/00000072.pdf

Institut d’Estudis Catalans. (1998). Proposta per a un estàndard oral de la llengua catalana II. Morfologia (4a edició revisada). Barcelona: Institut d’Estudis Catalans. Consultado en http://publicacions.iec.cat/repository/pdf/00000062/00000073.pdf

TERMCAT, Centre de Terminologia. Barcelona: Departament de Cultura, Generalitat de Catalunya. Consultado en http://www.termcat.cat

Optimot, Consultes Lingüístiques. Barcelona: Direcció General de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya, Institut d’Estudis Catalans, Centre de Terminologia TERMCAT. Consultado en http://aplicacions.llengua.gencat.cat/llc/AppJava/index.html
RAG RAG, Real Academia Galega (1906)
Euskaltzaindia Euskaltzaindia (Real Academia de la Lengua Vasca) (1919)

Desde la perspectiva normativa, existen realizaciones correctas –las que se adaptan a la normativa– y realizaciones incorrectas –las que no responden a la normativa–.

Nivel fonético

[aβ̞uˈxeɾo] (incorrecto) - [aɣ̞uˈxeɾo] (correcto) agujero
[kaɾakˈteɾ] (incorrecto) - [kaˈɾakteɾ] (correcto) carácter
[ˈmeksiko] (incorrecto) - [ˈmexiko] (correcto) México

Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana. Consultado en http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd
[disiˈð̞i] (incorrecto) - [dəsiˈð̞i] (correcto) decidir
[kumiˈzaɾi] (incorrecto) - [kumiˈsaɾi] (correcto) comissari
[puˈβ̞lɛmə] (incorrecto) - [pruˈβ̞lɛmə] (correcto) problema

Institut d’Estudis Catalans. (2009). Proposta per a un estàndard oral de la llengua catalana I. Fonètica (3a edició revisada). Barcelona: Institut d’Estudis Catalans. (Obra original publicada el 1990) Consultado en http://publicacions.iec.cat/repository/pdf/00000062/00000072.pdf

Nivel gramatical

me alegra de que seáis felices (incorrecto) - me alegra que seáis felices (correcto)
delante mío (incorrecto) - delante de mí (correcto)
soy de los que pienso que... (incorrecto) - soy de los que piensan que... (correcto)

Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana. Consultado en http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd
eleganta (incorrecto) - elegant (correcto)
pregava humil i devotament (incorrecto) - pregava humilment i devota (correcto)
jo rentaré la Maria, i tu, a la Joana (incorrecto) - Jo rentaré la Maria, i tu, la Joana (correcto)

Fabra, P. (1918). Gramàtica catalana. Barcelona: Institut d’Estudis Catalans.

Nivel léxico

convalescencia (incorrecto) - convalecencia (correcto)
elicitar (incorrecto) - provocar, suscitar, obtener (correcto)
estado del arte (incorrecto) - estado o situación actual, últimos avances, estado de la cuestión (correcto)

Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana. Consultado en http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd
bueno (incorrecto) - bé (correcto)
puro (incorrecto) - havà, cigar (correcto)
radera (incorrecto) - darrera (correcto)

Institut d’Estudis Catalans. (2009). Diccionari de la llengua catalana. Barcelona: Enciclopèdia Catalana - Edicions 62.

La norma como “uso común”

La norma puede concebirse como el “uso común” adoptado por buena parte de una comunidad lingüística.

“La norma no es sino el conjunto de preferencias lingüísticas vigentes en una comunidad de hablantes, adoptadas por consenso implícito entre sus miembros y convertidas en modelos de buen uso. Si no existiera ese conjunto de preferencias comunes, y cada hablante emplease sistemáticamente opciones particulares, la comunicación se haría difícil y, en último extremo, imposible. La norma surge, pues, del uso comúnmente aceptado y se impone a él, no por decisión o capricho de ninguna autoridad lingüística, sino porque asegura la existencia de un código compartido que preserva la eficacia de la lengua como instrumento de comunicación.”

Real Academia Española. (2005). Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana. Consultado en http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd
“Unidad en la diversidad
Una tradición secular, oficialmente reconocida, confía a las Academias la responsabilidad de fijar la norma que regula el uso correcto del idioma. Las Academias desempeñan ese trabajo desde la conciencia de que la norma del español no tiene un eje único, el de su realización española, sino que su carácter es policéntrico. Se consideran, pues, plenamente legítimos los diferentes usos de las regiones lingüísticas, con la única condición de que estén generalizados entre los hablantes cultos de su área y no supongan una ruptura del sistema en su conjunto, esto es, que ponga en peligro su unidad.”

Real Academia Española. (s.d.). La política lingüística panhispánica. Madrid: Real Academia Española. Consultado en http://www.rae.es

La lengua estándar

El purismo o prescriptivismo

El purismo o prescriptivismo constituye una actitud ante la lengua. Se basa, fundamentalmente, en dos prejuicios:

“Señor Director:

Su editorial de hoy (17 de noviembre) sobre el Spanglish sería más convincente de no ser por dos aspectos. En primer lugar, parece concentrarse en la adopción masiva de palabras inglesas por el español, práctica esta observada desde fines del siglo XIX e ilustrada, entre otros, por los vocablos planta (fábrica) y repórter o reportero. Las más veces, estos hijos adoptivos enriquecen el idioma, desde cuando no dupliquen innecesariamente formas preexistentes y de uso fácil, como son de tiempo completo y sobrecupo, cuyos homólogos ingleses se citan en el editorial.

Este deja a un lado, en cambio, la perversión del castellano por imitación mecánica del inglés, tal como se lee a diario en las páginas de EL TIEMPO y de Portafolio, en expresiones como asumir (en el sentido de suponer), contrario a (contrariamente a), consistente (congruente), consistente con (de conformidad con), la medida aplicará a partir de mañana (se aplicará), etc. La gran prensa es quien más atenta contra la identidad linguística del español y su defensa debe asimismo empezar en casa.

Tomás Uribe Mosquera, Bogotá”

El tiempo (Colombia), Opinión, 18 de noviembre de 2004.
“El purisme és la ideologia o representació que es creu capaç d’elucidar quins elements són genuïns o no genuïns o indesitjables d’una llengua, i que condemna o exclou els segons. Els moviments de recuperació lingüística sempre tenen un component purista perquè es plantegen com a objectiu netejar, purificar tot allò que es creu no propi o genuí, pertanyent a un nucli de trets propis. Evidentment els excessos del purisme són perillosos.

(1) En primer lloc, perquè la positura de vigilància i de purificació del purisme pot utrapassar-se. Així, en nom del purisme es poden excloure erròniament trets socials o geolectals. Es passen a rebutjar com a aliens a la llengua, trets que pertanyen a un subgrup de parlants de la llengua. Per exemple, en el català de Barcelona, papà o mamà són considerats castellanismes per molts parlants, perquè coincideixen amb el castellà, quan simplement són variants de la classe mitjana alta.

(2) En segon lloc perquè el zel purista, pot comportar un excés de vigilància entre els parlants, de tal manera que aquests poden tenir escassa seguretat lingüística. Creiem que l’objectiu social que s’hauria d’abastar és que els i les parlants puguin usar la llengua amb seguretat i amb autonomia, segurs de la seva competència lingüística, sentint que la seva llengua pots expresar els matisos de la seva vida, sense cap excés de respecte o de por envers les normes lingüístiques, siguin quines siguin” (p. 5)

Boix, E. (2005). Les representacions: Un camp de recerca des de l’antropologia lingüística per mantenir la diversitat. A LinguaPax X. Diàleg sobre diversitat lingüística, sostenibilitat i pau. Barcelona, 20-23 de maig de 2004. Consultado en http://www.fundacioforum.org/b04/b04/www.barcelona2004.org/esp/banco_del_conocimiento/docs/PO_35_CA_BOIX.pdf
up arrow

La gramaticalidad

Gramaticalidad y gramática

En el contexto de la gramática generativa, la gramática se define como un mecanismo para generar y explicar los enunciados de una lengua.

Un enunciado es gramatical si puede ser generado y explicado por una gramática (generativa) de la lengua.

EL: Elemento léxico
NP: Nombre propio
NPH: Nombre propio humano
V: Verbo
VT: Verbo transitivo
VTP: Verbo transitivo de percepción

Nivel Secuencia
1 EL1 EL2 EL3 EL4
2 NP V a NP
3 NP VT a NP
4 NPH VTP a NP

(1) Pedro lápiz dentro compromete
Gramatical en el nivel 1

(2) Pedro camina a Juan
Gramatical en los niveles 1, 2

(3) Pedro encuaderna a Juan
Gramatical en los niveles 1, 2, 3

(4) Pedro ve a Juan
Gramatical en los niveles 1, 2, 3, 4

Moreno Cabrera, J. C. (1991). Curso universitario de lingüística general. Tomo I: Teoría de la gramática y sintaxis general. Madrid: Síntesis.

Gramaticalidad y competencia

La gramaticalidad se relaciona con la competencia lingüística de los hablantes, con abstracción de los condicionantes debidos al uso de la lengua.

Una gramática (generativa) de una lengua es una descripción de la competencia lingüística de los hablantes de la lengua.

Un enunciado es gramatical si los hablantes nativos de la lengua lo identifican como bien formado.

Pedro ve a Juan
*Pedro encuaderna a Juan
*Pedro camina a Juan
*Pedro lápiz dentro compromete

Los enunciados agramaticales se marcan, convencionalmente, con un asterisco (*).

Gramaticalidad y aceptabilidad

La aceptabilidad de un enunciado se relaciona con la actuación lingüística.

Un enunciado puede ser gramatical, pero inaceptable en el contexto de una determinada situación comunicativa, en un determinado grupo social o en un determinado dialecto geográfico.

He visto al hombre que adoptó al gato que se comió al ratón que había robado el queso que había comprado.
En agosto, yo y tú nos iremos de vacaciones.

Un enunciado puede ser aceptable en una determinada situación comunicativa, pero puede ser, a la vez, agramatical:

*Yo, a mí, me parece que va a llover.
*Niños, salir a jugar fuera.
*La mayoría votaron en contra.
*Lo que más me gusta son los guisantes.
*¿Cuándo es Valencia?
up arrow
Gramaticalidad y corrección
Joaquim Llisterri, Departament de Filologia Espanyola, Universitat Autònoma de Barcelona

Last updated: